El otro día te extrañé México...


Todavía no ha pasado mucho, pero ya llevo bastante tiempo pensando ¿de qué se trata esta extraña relación que tenemos tú y yo? ¿Por qué me enamoré tanto de ti?

Van a ser unas ideas y puntos muy aleatorios. Los momentos. Si los contara a alguien que nunca te conoció, pensaría que estoy loca. Pero para mi Esa es la esencia, lo que yo disfrutaba, y lo que yo voy a extrañar.

Lo voy a dividir en dos, porque uno es México y otro es D.F. y hay que saber que son dos cosas muy distintas.

México D.F., 4 años contigo y siento que ni me acerqué a todo lo que puedas ofrecer. Eres un ente tan inmenso en todos los sentidos y niveles...desde el metro hasta el segundo piso, desde Las Lomas hasta Xochimilco, desde los colectivos hasta los helicópteros, desde la UNAM hasta el Anáhuac, desde los tacos de canasta hasta hasta los restaurantes de Polanco, desde el mercado la Merced hasta el Antara…etc etc.
Gracias…

Por tu transporte, por poder llegar a cada lugar por unos pesos y por toda la variedad que tienes: peseros, camiones, colectivos, metro, metrobus, troleybus, taxi, uber, coche y hasta helicópteros (que por cierto, nunca tuve la oportunidad de usar); y porque cada uno de ello tiene sus propias reglas y su encanto.
Metrobus



Por los negocios y vendedores de la calle. Porque todavía existen y son especialistas en su profesión. Porque no hay mejor cosa que comprar el queso de „la señora de los quesos” o tomar un jugo del „señor de los jugos”. La interacción, que te conocen y reconocen; siento que es algo mucho más humano, así debería de ser.


Miguel Angel de Quevedo, D.F.

Por el peluquero de 40 pesos.

Por el METRO. En todos los aspectos. Por todas las maravillas que se pueden comprar por 10 pesos (engrapadora de bolsillo, protector de pantalla celular, portacredencial, abanico, ligas de cabello, hilos y agujas, la extensión, mini martillo, libros de Walt Wittman, lupas de cristal, Biblia para niños, lámparas, discos de autosuperación, chistes, y un Mundo más!)



Por el reloj que nunca te da la hora correcta.
Por las mañanas, cuando todo el vagón huele a jabón.
Por las vacunas gratuitas que te dan el la estación Hospital General.
Y muuucho más!

Por ‘tamales oaxaqueños’ y ‘los colchones, tambores, refrigeradores…’.

Por los atardeceres rojos (sin querer saber la razón).

La vista de mi ventana

Porque nadie nunca entenderá cómo funcionan las glorietas.

Y en general el tráfico en la calle.

Una calle cualquiera
Periferico, un viernes de la noche
Pero funciona.



México, tanto tiempo explorándote, estudiándote, tratando de entendérte y queriéndote. Gracias…

Por la música y el baile. Simpre cuando salgo, me doy cuenta de que en otras partes del mundo NO SE BAILA! No se pone salsa y sin alcohol, ni nada, baila. Así, simplemente y sin grandes razones. Cada uno con cada uno. Es chido.

El Gran Reino de Cerro Tuera

Porque cuando estornudo, siempre alguien me dirá „Salud!”

Porque puedo hacer mi fiesta de cumpleaños, de bienvenida, de despedida, de graduación, titulación o sin tema ninguno e invitar a toda la gente que quiera: de escuela, de trabajo, de familia, de otros países y no tengo que preocuparme si se van a llevar bien… porque sí, se van a llevar bien, sobre todo si invito a las polacas guapas;). Todos siempre encuentran alguna razón para hablar y hasta si no se llevan bien, se van a ir con otro y ya. (es algo que entendrá un europeo)

El Gran Reino de Cerro Tuera

Por la espontaneidad, creatividad y la aventura. Porque por alguna extraña razón, todo siempre ”sale”.

Mesilla, Hidalgo, Navidad

Porque realmente se puede vivir con poco dinero.

Y porque hay TANTAS maneras de ganar el dinero.

Por el sol!!!
Chacahua, Oaxaca

Por ‘ahorita’, ‘un tantito’, ‘luego luego’, ‘a dos cuadras’, ‘a 10 minutos’, ‘en un ratito’ y otras mentiras.

Por el interés y curiosidad. Porque puedes venir solo a una fiesta, festival, evento y es más que seguro que hablarás con alguien. Porque nunca te sientes solo, porque la gente es realmente interesada en ti.

Porque nadie te impone el estilo y forma de vida. 

Por los espiritus, Santos, fantasmas, rituales, fiestas y la MAGIA que existe.

Huejutla de Reyes, Hidalgo, foto de Pablo Castillo
Tepoztlán, Morelos, Carnaval de los Chinelos
Dia de los Muertos, Coyoacán, D.F.
En el camino a El Popo
Por todos los lugares que he ido y todos los que todavía no conozco.
Por todo lo que se está descubriendo y todavía no se entiende.
Por todo lo que uno descubre, por casualidad, por mala o buena suerte, y que nadie comprenderá.
Por todos los lugares que todavía no se describen en los guías de Lonely Planet.
Por las playas virgenes que realmente existen.

Por ahi en Chacahua

Por los pequeños paraisos que uno encuentra.

Xilitla, San Luis Potosi
San Luis Potosi
Por tu magia.

Falta mucho, pero tampoco te puedo complacer tanto. Hay que vernos un día...


 

Komentarze

Popularne posty z tego bloga

O znajomościach, przyjaźniach i rodzinie w Meksyku

La Catrina, czyli Pani kościotrup

Prawo jazdy z supermarketu